18 de agosto de 2008

Dinastías

Llevo un par de días viviendo en el siglo XVI, a base de Tudors. El atrezzo es genial y aunque se pasen un poco por el forro del tafetán lo histórico, tengo que reconocer que hay aciertos mayúsculos, como la actriz que encarna a Bolena. Esos ojillos aviesos y la cara de "¿parezco tonta o pérfida y manipuladora? Elígelo tú mismo" es absolutamente perfecta.

El resto del casting no me convence mucho. Catalina no era una agüela, coño, que sólo se llevaban seis años, no quince. Y Carlos I tenía prognatismo, vale; pero no un cascanueces bajo la perilla. Cada vez que sale el de Jurassic Park no puedo verle como eclesiástico, es superior a mí.

Hace unos años los personajes históricos tomaron entidad humana en mi cabeza. Que fuesen personitas como yo me abrió un mundo de especulaciones. Siguiendo con estos para poner ejemplos, imagínome a Bolena en la torre de Londres dándose cabezazos contra la pared por haber creído que los hombres cambian y que lo que Enrique le había hecho a Catalina a ella no se lo haría jamás. Llamándose ilusa y cagándose en su ingenuidad.

También me dan ganas de correr a hostias a todos los Trastámaras por dejar tirada a Catalina en la pérfida Albión sin mandarle un puto duro ni hacer intención de echarle un cable. Menos mal que "la Mari" se cobró la venganza, aunque fuese a base de empalar anglicanos. Cuando le hacen daño a la mami de una no te andas con muchos miramientos.

No sé cómo cojones lo hizo Isabel la Católica para meter tanto la pata. De sus hijas no acabó ninguna bien menos María, tres años mayor que Catalina, un puto comodín que se casó con el viudo de su hermana mayor Isabel, parió como una coneja y tuvo hijos reyes y una retoña emperatriz. Isabel la Católica hizo lo que le salió de los cojones toda su vida y se casó con quien a ella le convenía (chanchullo papal mediante) pero a sus nenas no les dio ni voz ni voto.

Sí, me cae mal. No le discuto sus logros políticos, pero ella como persona humana me toca las narices, por mucho que la quieran hacer santa o digan los cronistas que era la repanocha en vinagre. Igual que Carlos III me cae simpático y Lucrecia Borgia una señora con los ovarios bien puestos, hay seres que no conozco nada más que por libros de historia y que les daría collejas hasta dejarme la mano en carne viva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Dime cosicas bonicas!